menu
A lo largo de la historia los aromas se usaron con múltiples propósitos: religiosos, románticos, curativos. Más recientemente, la Neurociencia inició el estudio de los efectos psicofísicos de los aromas en los seres humanos, abriendo nuevos campos para la ambientación y el marketing olfativo. Estudios han demostrado la capacidad de los aromas de mejorar las experiencias, el bienestar y el desempeño humano en distintos ámbitos.

Puntos de venta y hoteles.
Establecimientos académicos, oficinas, convenciones.
Centros de atención de clientes.
img01